Michael B.

“Incluso antes de Corona, no me gustaban las puertas públicas. Silverling me hace sentir mejor”.