Andreas Bär, Director General

El tema de la higiene de las manos nos acompaña a todos desde la infancia. La situación actual de Corona nos ha hecho más conscientes de la importancia del tema.

Nos preguntamos cómo podíamos mejorar la necesidad de higiene y empezamos a buscar una solución que permitiera a todo el mundo llevarla consigo a todas partes y en todo momento. Ese fue el punto de partida de nuestro Silverling.

La idea del producto y el nombre Silverling nacieron al recordar tiempos pasados, hasta la antigüedad, cuando la gente apreciaba el efecto desinfectante y antibacteriano de la plata en la vida cotidiana. Algunos lo recuerdan de sus abuelos, cuando utilizaban una moneda de plata en una jarra de lata para mantener la leche sin gérmenes.

Hemos estudiado detalladamente las ventajas e inconvenientes de la plata y hemos dado con AGXX® durante nuestra búsqueda de una alternativa a la plata. A diferencia de los sistemas clásicos de plata, la tecnología patentada AGXX® no se basa en la liberación de iones de plata, sino esencialmente en la formación catalítica de especies reactivas de oxígeno.

En el marco de una colaboración exclusiva con la empresa Largentec de Berlín, que ha desarrollado y patentado la tecnología AGXX®, hemos revestido nuestro Silverling con esta superficie.